Arquivo | Anuncios RSS feed for this section

Nota de prensa

6 Mai

A Plataforma pola protección da serra do Galiñeiro celebra a boa nova de que a empresa Terra do Vento renuncia ao proxecto de parque eólico na serra do Galiñeiro. Aínda é máis motivo de celebración que un dos argumentos de renuncia sexa o recoñecemento do impacto ambiental que chegaría a causar o polígono eólico e que o outro argumento fose o rechazo social que se deu ante ese intento de explotación eólica.


A cidadanía que durante estes once anos leva apoiando esta causa é a artífice desta oposición. Parabéns, pois, a toda esta xente. As persoas membros da Plataforma fomos quen de plasmar na alegación, presentada no mes de novembro do 2012, todos os valores que este monte ten, de sopesar o dano que as infraestruturas eólicas causarían nos ecosistemas, nos recursos e no patrimonio desta serra, de xeito tan claro e preciso que o resultado recollémolo agora.


Nas mans da Administración da Xunta de Galicia está que a serra de Galiñeiro volva ser ofertada a unha empresa eólica ou que pola contra decida darlle a protección ambiental que lle corresponde. Non esquecemos o apoio dos Concellos que nos seus plenos expresaron a vontade de darlle á serra a máxima protección ambiental. Tampouco esquecemos ao centro cultural que nos acolle e é a nosa sede. Grazas aos medios de comunicación que durante todo este tempo están sendo a nosa voz pública, particularmente ás e aos xornalistas interesados/as nesta causa.


Queremos celebrar esta boa nova con todas as asociacións, organizacións, persoas particulares e entidades que conforman a Plataforma. Son moitos anos de traballo, de alegrías e sinsabores, de esforzos e disfrute, de disgustos e de trunfos.


Nesta ocasión tamén queremos sentirnos unidos e unidas a aquelas persoas representantes da cultura deste pais que tan desinteresadamente colaboran con nós Andaina tras Andaina: escritores, escritoras, músicos, poetas, cantantes, corais, mimos, magos, xente do teatro, deportistas senlleiros, pintores…. O mesmo temos que dicir daquelas e aqueles que participaron nas xornadas divulgativas, charlas, conferencias e mesas redondas que levamos feito na universidade, nos centros culturais, noutros organismos, noutras entidades, noutros foros….O mesmo para aqueles que fixeron posible o libro que temos editado. O recoñecemento tamén para aquelas persoas que cóbado con cóbado están con nós nos días de loita poñendo a comida, a bebida, o lecer, o palco, imprimindo as pancartas, colocándoas, facendo os trípticos… Recordamos asi mesmo aos naturalistas, científicos e expertos que nos guían no estudo dos valores da serra. E non ímos esquecer a aqueles, que eles ben saben quen son, que nos deron pistas e azos para principiar esta loita antieólica.

Por suposto que habemos de seguir alerta, é evidente que este monte ten máis inimigos que os eólicos e as minas, pero A PLATAFORMA POLA PROTECCIÓN DA SERRA DO GALIÑEIRO seguirá na mesma liña de traballo: estudo, valorización do territorio e denuncia.


A vindeira fin de semana daremos a coñecer os valores xeolóxicos da serra co XEOLODÍA. É esta unha actividade que se fai tódolos anos no mes de maio para divulgar o coñecemento da xeoloxía en cada unha das provincias de España. Nesta ocasión o lugar proposto para a provincia de Pontevedra foi a serra de Galiñeiro porque o seu rico patrimonio pétreo ten interese non so científico senón tamén didáctico, e esta Plataforma ten entre os seus obxectivos a divulgación dos valores da serra.


Moitas grazas!!!

”Valió la pena luchar diez años para salvar O Galiñeiro de la amenaza eólica”

6 Mai

Fonte: Faro de Vigo

Comuneros y activistas de la plataforma han tumbado los 13 aerogeneradores y advierten de que no se rendirán ante el interés minero por la extracción de tierras raras en el monte.

“¿Pero eso está confirmado? ¿Seguro? . Los portavoces de la Plataforma pola Protección da Serra do Galiñeiro no acababan de creerse la victoria. Tras una década de movilizaciones, conocían a través de este diario la retirada del proyecto eólico que planteaba 13 aerogeneradores en los picos del monte que une geográficamente a Vigo con Gondomar y Porriño. Y respiraron. Y se volvieron a concentrar en el mismo entorno natural. Y volvieron a sacar pancartas, pero otras más fe­lices con el hashtag “#XaSomosVerdes. “Es una gran noticia. Valió la pena luchar más de diez años”, comentaban.

Están convencidos de que que fue la presión social la que logró echar por tierra la amenaza eólica del Monte Galiñeiro”. La Vicepresidencia económica de  la  Xunta confirmaba el martes el desistimiento de la sociedad “Terra do Vento”, que presentó el proyecto en 2010, ante los informes negativos de  la administración, pero la plataforma que integra a 43 colectivos lo tiene claro. Uno de los mas activos y afectados por los hipotéticos mo­linos de viento es la comunidad de montes de Vincios, titular del terri­torio. “Es una batalla ganada un enemigo invisible que culmina una lucha de años. Toda esa repulsa social se transmitió al Parlamento y saben que estamos aquí. Todas las batallas sirven para algo, recalca­ba ayer su presidente Alberto Covelo.

La constancia para mantener viva la llama de la defensa de los valores ambientales, naturales, paisa­jisticos, patrimoniales y sociales de O Galiñeiro han sido “fundamentales”, a juicio de Jesús Rodriguez portavoz de la plataforma que se fun­dó nada más conocer la existencia del proyeclo eólico. Desde entonces, la coordinadora ha organizado manifestaciones con gran respaldo social como las”andainas”anuales para defender la sierra frente a los aerogeneradores, casi todas con la presencia de figuras de la cultura gallega como  Manuel Rivas. Jose Luis Méndez Ferrín o Sechu López. entre otros. “Hemos llegado a reunir a más de 2.000 personas en unas marchas de más de diez kilómetros. l.a causa tenía gran respaldo socia”, subraya.

La acción reivindicativa no estuvo solo en Ja calle, sino también en el ámbito político. El contacto con los diversos grupos llevó el asunlo al Parlamento gallego y a los concellos del Val Miñor y del Baixo Miño.

“El pleno de Gondomar se posicionó en contra del parque eólico hasta en tres ocasiones”. recuerda.

No todo ha sido manifestarse pa­ra defender el Monte Galiñeiro y los comuneros lo saben muy bien. La suya es una de las entidades más innovadoras a la hora de gestionar y cuidar su territorio y lo han demos­trado antes y después de la oleada de incendios que arrasó la práctica totalidad de su superficie forestal. “O Galiñeiro debe permanecer co­mo está de por vida y nosotros lo estamos reconstruyendo después del fuego. Las 400 hectáreas que ocupaba el parque eólico están totalmente reforestadas con pino y especies autóctonas, pero todavía queda mucho por hacer, afirma Covelo.     

Queda tarea a pie de monte pero también en los despachos y en  la calle para defenderlo. Que el parque eólico de Terra do Vento esté descartado no significa que todo haya terminado. “Seguiremos alerta. No vamos a bajar Jos brazos, advierten los representantes de la plataforma. Porque existen “otras agre­siones al espacio ambiental que habrá que parar”. Se refieren al pro­yecto presentado en 2012 por una multinacional con sede en Sudáfrica para la extracción de tierras raras, minerales empleados en la fabricación de toda clase de aparatos electrónicos. Presentaron alegaciones en su momento y poco más se supo de aquella iniciativa empresarial pero recientemente han surgido voces en el mundo científico que apuestan por esta explotación mi­nera y la defienden públicamente sin que la Xunta se haya pronunciado todavía al respecto.

El rechazo social y los informes de impacto tumban el parque eólico da Serra do Galiñeiro

5 Mai

Fonte: Faro de Vigo

Primera concentración contra el parque eólico en la Serra do Galiñeiro en 2011. | // GABINO PORTO

Terra do Vento renuncia a levantar los 14 aerogen.eradorés del proyecto aprobado en el concurso de la Xunta de hace diez años

Los 91 parques adjudicados el 19 de enero de noviembre de 2010 en el polémico concurso eólico que traían bajo el brazo, según insistía la Xunta en aquel momento, “el mayor plan industrial “de la historia de Galicia, con 5.953 millones de euros de inversión y 13.266 empleos entre su construcción y las promesas de to­do tipo que los promotores tuvieron que hacer para concurrir al reparto. Poco o nada se sabe de la inmensa mayoría. En un último intento de rescatar lo que queda, la reciente ley de simplificación administrativa y apoyo a la reactivación económica contempla una tramitación abreviada para los parques aprobados entonces. Uno de ellos no llegará a ver la luz. Y no es cualquier proyecto. Desde que apareció en el listado con el resto de ganadores de los 2.325 megavatios (MW) de la puja, el parque eólico TV-20 Serra do Galiñeiro, el primero de la historia en el entorno de Vigo, saltaron todas las alarmas por el enorme impacto de sus 14 generadores al entorno. De él se ha hablado en casi todas las ad­ministraciones. Concellos afectados, Xunta, incluso en el Parlamento Europeo. Miles de vecinos y decenas de asociaciones se movilizaron contra el plan de la empresa Terra do Vento, que finalmente ha desisti­do.

La Vicepresidencia económica de la Xunta confirma que el parque no se tramitará tras”varios informes negativos”. Terra do Vento renuncia. La sociedad promotora, con sede en Ourense, aparece como inactiva desde hace tiempo ya, en el Registro Mercantil. Se creó justo cuando se convocó el concurso eólico gallego y 2010 fue el único ejercicio que presentó cuentas: pérdidas de casi medio millón de euros. Su prin­cipal accionista era la multinacio­nal Element Power.

Las plataformas de defensa de la Serra do Galiñeiro y la de A Groba, donde también está planifiéado un macroparque de Acciona con 44 aerogeneradores, lograron movilizar a unas 60 asociaciones y a buena parte de los concellcos del sur de Pontevedra contra el proyecto, que tildaron de “especulativo” por el posible daño a un paisaje único que se extiende por los concellos de Vigo, Gondomar, O Porriño, Mos y Tui. Solo este último quedaba al margen del proyecto. En el de Gondomar salió adelante incluso un acuerdo de todos los grupos municipales en contra de la construcción.

El de Serra do Galiñeiro no es el único parque que se queda en el aire por la renuncia del promotor. Enel Green Power, filial de Endesa, mete en el cajón el complejo de 50 MW diseñado para los ayuntamien­tos de Redondela, Pazos de Borbén y Ponteareas.

Bloqueo de la Xunta a cinco grandes parques en el Deza

Casi 300 megavatios suman los parques eólicos localizados en la provincia de Pontevedra que, por tener más de 50 megava­tios (MW) de potencia, se tramitan en el Estado, aunque la Xunta, competente en materia de ordenación del territorio, ha decidido dar un informe negativo. Tres son de Greenalia y dos de Capital Energy, todos repartidos entre las localidades de Lalín, Dozón y Rodeiro. ¿La razón? Como los casi 400 MW bloqueados en la provincia de A Coruña, la Vicepresidencia segunda justifica su rechazo a que están en áreas no contempladas en el Plan Sectorial para el negocio del viento elaborado en 1997. El problema es que la propia Xunta establece en la ley de simplificación administrativa y de apoyo a la reacti­vación económica con motivo de la crisis del coronavirus, que se podrán construir parques eólicos fuera de esas zonas si, en su opinión, tienen “una clara incidencia territorial por su entidad económica y social” o “posean una función vertebradora” . La administración regional aún no ha publicado cuáles son los re­quisitos para acogerse a esas excepcionalidades y, de hecho, nin­gún promotor lo solicitó hasta ahora. Francisco Conde se reunió ayer con alcaldes de Pontevedra para comunicarles que recibirán información de los parques en proyecto en su demarcación antes de la expósición pública.

Xeolodía Pontevedra 2021

25 Abr

Toda a información en https://geolodia.es/

Para inscribirse tanto para o día sábado 8 de maio como o domingo 9 de maio, hai que cumplimentar o seguinte formulario

>>> A INSCRICIÓN REALIZARASE A PARTIR DO DÍA 24 DE ABRIL ÁS 20:00 <<<

O NÚMERO DE PRAZAS DISPOÑIBLES DEPENDERÁ DAS LIMITACIÓNS DE AFORO ESTABLECIDAS POLA ADMINISTRACIÓN COMPETENTE.

MOI IMPORTANTE, LEER ANTES DE CONTINUAR:

– A inscrición realizarase exclusivamente vía online, polo que unha vez cubertas as prazas só haberá posibilidade de anotarse na lista de reservas.

– NON se aceptarán inscricións con datos organizativos ou persoais erróneos, incompletos ou incorrectos

– Dos datos persoais só se cederá o correo electrónico ao organizador (con consentimento previo na inscrición), para ser informados de futuras actividades de divulgación xeolóxica. O resto de datos eliminaranse unha vez rematada a actividade.

– Unha vez realizada a inscrición con éxito (indícase cunha pequena mensaxe ao final da mesma). Enviarase unha mensaxe de confirmación 1-2 días despois ao correo electrónico que figura na inscrición.

– Dado que o xeolodía é unha actividade de balde non existe seguro de viaxe/accidente/civil, polo que os participantes asinaran un documento no que eximen aos organizadores de calquera dano ou perxuizo durante o desenvolvemento da actividade.

“Na Groba liberada…”

22 Abr

Dos compañeiros do IEM:

Bruno Centelles do IEM 

Desde o Instituto de Estudos Miñoráns (IEM) vimos de presentar nestes pasados días un audiovisual que, contando coa xenerosa colaboración de Tino Baz e a forza da súa música e o seu texto, resume o noso sentir a propósito da “Invasión Eólica” que ameaza a toda Galicia e, no máis concreto, á Serra da Groba.

En palabras do propio Tino Adáptase a canción ao curso da auga, como elemento esencial, na necesidade específica de dar voz ao preciso clamor de salvar esta porción da natureza que nos posúe nunha múltiple dimensión… Ética, artística, emocional, fondamente cívica… Somos animais de conciencia, así cáseque por instinto primario, cantamos con toda convicción esta peza para salvar á Terra, segregando esteticamente toda a dor e indignación que provoca a ameaza de quen quer especular nela sen escrúpulos… Así cantan Fer, Laura, Sergio, Diego, Iago, Nachito, Carmen…, quen forman a “Trova do vento” e dan Vida a intención desta idea, amorosamente cantada…”

A Serra da Groba atesoura un inigualable Patrimonio Natural e Cultural cheo de vida, natureza e arte rupestre. Paisaxes que mostran beleza por si mesmas. Unha das máis importantes concentracións das mellores imaxes gravadas en pedra do mundo e a máis xenuína e antiga poboación de cabalos salvaxes en todo o planeta. Falamos dos curros e dos garranos. Falamos dos petróglifos, da paisaxe, das augas, da fauna e da flora… 

Falamos do PATRIMONIO COMÚN, dun legado milenario que pertence ao noso pobo. A todos e a todas nós. Un Patrimonio identitario que recibimos dos nosos antergos e que temos a obriga de conservar para transmitilo nas mellores condicións ás novas xeracións .

Hai xa 25 anos que se instalaron no noso país os primeiros parques eólicos. Viñan acompañados de moi boas promesas… Promesas baleiras que o vento levou. Houbo promesas e houbo tamén mentiras. Moitas mentiras!

Hoxe, en plena pandemia COVID19, o monstro depredador reaparece. A nosa Serra da Groba está seriamente ameazada pola instalación de 6 parques eólicos: 44 aeroxeradores, 5 torres meteorolóxicas, 4 subestacións, ducias de quilómetros de gabias e tendidos aéreos, fábricas de formigón…

As obras de instalación (pistas, movementos de terra, escavacións, explanacións… ) destrozarán para sempre a paisaxe natural da nosa serra atentando directamente contra a biodiversidade. Contra a fauna, a flora e contra os cursos de auga superficiais: pozas, nacentes, ríos e regueiras… e tamén contra as augas subterráneas da Serra da Groba.

En definitiva, o que hai é un tremendo desprezo ao noso Patrimonio Común natural, cultural, histórico, arqueolóxico e etnográfico.

O actual Plan Eólico da Xunta, baseado na invasión de Galicia favorecendo sempre ás grandes empresas á conta da cidadanía, forma parte dun devastador modelo enerxético amparado polo goberno Feijóo coas súas “Lei de Depredación” (2017) e “Lei de Aceleración” (2021). E, aínda así, burlando a Lei ao fragmentar fraudulentamente un auténtico Polígono Industrial Eólico en 6 “pequenos parques” que non superen os 50MW.

Na nosa experiencia podemos afirmar con toda rotundidade que non é certo que os parques eólicos xeren riqueza nas parroquias, nin nos concellos, nin nas comarcas afectadas. E tampouco é certo que xeren postos de traballo estables nin que axuden a fixar poboación no rural.

Pero hai esperanza. Non está todo perdido. Podemos paralos. Podemos loitar pola serra. Podemos liberar a Groba. 

Porque hai alternativas, porque hai outras fontes de enerxía, outros modelos enerxéticos, económicos e sociais…

Renovables si, pero non así! 

Defendamos a Serra da Groba!

Bruno Centelles García (Instituto de Estudos Miñoráns)

Eólicos, oportunidad o amenaza

12 Abr

Publicado no Atlántico Diario

El proyecto de instalación de un parque eólico en el monte O Galiñeiro, entre Vigo y Gondomar, con trece molinos ha levantado la polémica. La Consellería de Industria sostiene que “la energía eólica es la tecnología más madura y eficiente para producir electricidad”, mientras los comuneros de Vincios (en la foto, ante el Galiñeiro) se oponen y aseguran que ya realizan numerosas acciones que favorecen la energía verde y la ecología. El plan prevé siete parques eólicos en la comarca, con 57 molinos.“La energía eólica es a día hoy, la tecnología más madura y eficiente para producir electricidad, no produce emisiones y es una fuente de energía autóctona”. Esta es la respuesta de la Consellería de Economía, Empresa e Innovación a Atlántico ante la promoción que desde la Xunta se están haciendo de los parques eólicos en los montes.


En la zona de Vigo hay siete parques en diferentes estadios de tramitación, uno de ellos en O Galiñeiro, donde se estudia la instalación de trece molinos, que suman 57 con los de A Groba y los de la Serra do Argalo, una progresión que se frena en el Aloia con  protección ambiental al ser Parque Natural. Su publicación oficial a principios de octubre reorganizó el movimiento social de resistencia, generando el mayor rechazo a políticas energéticas de las últimas décadas. “É  escandaloso, xa o tentaron hai dez anos, agora volven coa infestación do monte”, afirma Jesús Rodríguez, portavoz de la plataforma Pola Protección da Serra do Galiñeiro, que acoge catorce agrupaciones de todo el área, entre las que están el club de espeleología Maúxo, los montañeros Celtas, asociaciones vecinales como la del Casco Vello o de Valadares, grupos ecologistas como Adega o culturales como A Revolta o el Instituto de Estudos Miñoranos.


Desde la plataforma rebaten los motivos con los que la Consellería justifica estas concesiones masivas. “Véndese como enerxía verde pero convirten as serras en parques industriais con pistas de doce metros para os trailers, gabias de formigón e contaminan a paisaxe, un elemento positivo de Galicia; destrozan habitats catalogados e secan acuíferos; din que fixan poboación no rural, pero en 2006 caeu radicalmente a poboación de Muros, a zona onde hai máis aeroxeneradores porque producen contaminación acústica; crea postos de traballo mentres duran as obras, para o mantemento traen puntualmente un ou dous técnicos de Madrid ou Zaragoza e non repercute económicamente na zona nin en Galicia que ten a terceira electricidade máis cara de Europa, exportando o 30% da súa producción”. A todos estos motivos, Rodríguez suma un problema más: “Cando cumplen o seu ciclo de vida activo, 20 anos, o que están a facer é cortar as aspas de 82 metros de longo e enterralas nos cumios, creando cemiterios clandestinos de elementos contaminantes e canceríxenos”.


Como miembro de la plataforma y del Instituto de Estudos Miñoranos, Jesús Rodríguez se declara a favor de la energía renovable, pero “con planificación, non se pode colocar un parque eólico en cada serra só por interés especulativo”. Para la plataforma, la presión social es fundamental para proteger el monte. “Xa parou unha vez os eólicos e cando a pandemia o permita sairemos outra vez á rúa con máis forza que nunca”.


Pura González es vecina de Chaín. Desde su casa se ve O Galiñeiro, donde tiene la traída de agua, al igual que las parroquias lindantes y parte de Vigo a través de Zamáns. Ingresó en la plataforma como particular. “El monte cambió en los últimos años, pero los eólicos suponen la destrucción definitiva; cada vez que hay una crisis económica, la Xunta los saca a concurso para incentivar esta producción”. 


Los terrenos afectados en O Galiñeiro es monte comunal de Vincios, pero con la Lei de Simplificación Administrativa introduce la figura de iniciativa empresarial prioritaria la Xunta tiene la última palabra en su uso. Lo justifica por la reactivación económica al agilizar los trámites, pero los comuneros la consideran una intromisión en sus competencias, ya que no pueden decidir sobre su propiedad. “Si no queremos, nos expropian para ponerlo al servicio de multinacionales”, denuncian los comuneros. 

O Galiñeiro está entre Vigo y Gondomar por lo que la comunidad de montes de Vincios gestiona este territorio. Integrada en la plataforma, rechazan los eólicos ya que afirman “ya somos verdes, tenemos servicios ecosistemáticos en el monte”. Así, cuentan con estaciones hídricas, depuradores de CO2, políticas de promoción de la biodiversidad con repoblación con frondosas y apertura del monte para acciones recreativas. 


“Los beneficios de la energía eólica non revisten en los vecinos que pagan igual de cara la energía, pero pierde el valor paisajístico de O Galiñeiro, que es un monte periurbano pequeño y las 400 hectáreas afectadas suponen gran parte de su superficie”. Así, uno de los comuneros que prefiere mantener el anonimato señala que el parque estará a poco más de un kilómetro de viviendas. “Con el eólico pasa lo mismo que con eucalipto, puede ser negativo o positivo dependiendo de donde esté colocado, lo que no puede la Xunta es poner toda Galicia a disposición de los eólicos.
Desde la Xunta defienden  la tramitación de los proyectos como “un proceso de participación pública, transparente, que busca el máximo consenso”. Aseguran

21 de Marzo ás 12h Mobilización contra o Plan Forestal do PP

17 Mar

O Domingo 21 de marzo ás 12h

Lugar: Explanada de San Campio na Ramallosa – Nigrán

Demandan á Xunta que concrete o paquete de medidas para levar a cabo a moratoria do eucalipto

4 Mar

  • Tras do anuncio da Xunta de Galicia dunha  moratoria para a plantación de eucaliptos a plataforma “Por un Monte Galego con Futuro”(*) alégrase de que por fin o Goberno Galego recoñeza o grave problema económico e ambiental que ten Galiza polo monocultivo do eucalipto.
  • A plataforma “Por un Monte Galego con Futuro” denuncia que a moratoria non terá valor ningún se non se establecen a través dun regulamento de medidas específicas para aplicala de maneira efectiva impedindo novas plantacións de eucalipto mediante un reforzamento das medidas de control e vixilancia.

O Plan Forestal  Galego de 1992 establecía como limiar que no ano 2032 as plantacións de eucalipto ocuparían 245.000 hectáreas. Segundo os últimos datos do Inventario Forestal de Especies Produtivas -realizado cada década polo ministerio-, en 2018 eran xa 300.500 hectáreas de monocultivo de eucalipto e outras 121.700 hectáreas nas que a especie se atopaba presente dalgún modo. É dicir, case o dobre das previstas para 2032. A falta de realizarse o novo inventario forestal encargado polo goberno galego xa hai voces autorizadas alertando que esta especie exótica invasora pode ocupar xa preto das 600.000 hectáreas en Galiza.

A plataforma sinala que o anuncio da moratoria por parte do goberno galego prodúcese escasas horas despois de aprobar un novo Plan Forestal Galego que responde unicamente a intereses produtivistas e de carácter privado. Un plan que pon a ordenación dos usos do monte en mans das empresas madeireiras e forestais e deixa de lado o interese xeral. Un plan que non contempla a necesidade de manter unha reserva ecolóxica de hábitats naturais e garantir así os servizos ecosistémicos dos montes galegos.

Un novo Plan Forestal, que segundo denuncia esta plataforma fomenta, o monocultivo e o aumento de especies pirófitas e invasoras ata acadar 1,4 millóns de hectáreas de piñeiros e eucaliptos en 2040, e o aumento de 3 millóns de m³ de cortas anuais de madeira de baixo valor engadido ata acadar os 12 millóns de m³ de cortas/ano. Un plan que propón aumentar aínda máis a superficie ocupada por eucalipto E. nitens, pese a ter traspasado xa en máis do dobre as previsións para 2030, e en detrimento das masas forestais autóctonas que apenas sufrirán incremento nos vindeiros 20 anos.

Este plan, indican,  non fai máis que agravar a situación actual. Unha situación que o propio goberno galego recoñeceu co anuncio da moratoria para prohibir máis plantacións de eucaliptos.

A plataforma solicita ao Parlamento Galego a devolución do novo Plan Forestal Galego ao Consello Forestal para realizar unha nova redacción axeitada ás necesidades do país e  na que poidan participar todas as organizacións relacionadas co monte e co medio rural.

(*) Organizacións que conforman a plataforma “Por un Monte Galego con Futuro”:

A Estruga, A Rente do Chan-Pladever, A Ría Non se Vende, A Terra Non se Vende (ATNSV),  Agrupación Micolóxica Naturalista Liboreiro, Amarelante Sociedade Cooperativa Galega, Amigos da Terra, Anduxía, Asociación Ambiental Petón do Lobo, Asociación Ambiental Senda Nova, Asociación de Amigos e Amigas dos Bosques “O Ourol de Anllóns”, Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galiza (ADEGA), Asociación para a defensa medioambiental Salvemos Monteferro, Asociación pola Defensa da Ría (APDR), Asociación Galega de Amigos do Camiño de Santiago (AGACS), Asociación Galega de Apicultura (AGA), Asociación Galega Cova Crea, Asociación Cultural Bidueiro, Asociación Galega de Custodia do Territorio (AGCT), Asociacion de Custodia do Territorio Brexa, Asociación Frouma, Asociación Medioambiental Galicia Ambiental, Asociación Medioambiental Grupo Lobo, Asociación Monte Galego, Asociación Montes de Galiza (MONTEGAL), Asociación Naturalista Baixo Miño (ANABAM), Asociación Naturalista Hispella, Asociación Rebinxe, Asociación Rexeneración Autóctona, Asociación Veciñal do Saviñao, Colectivo Agrocuir da Ulloa, Comando Ghichas, Confederación Intersindical Galega (CIG), Ecoloxistas en Acción, Federación Ecoloxista Galega (FEG), Federación Rural Galega (FRUGA), Foro do Camiño, Fundación Eira, Greenpeace, Grupo Naturalista Hábitat, Instituto de Estudos Miñoráns, Mariña Patrimonio, Organización Galega de Comunidades de Montes (ORGACCMM),  Plataforma Pola Defensa da Ría de Vigo “CÍES”, Plataforma pola Protección da Serra do Galiñeiro, Quercus Sonora, Salvemos as Fragas de Catasós, Sindicato Labrego Galego, Sociedade Galega de Ornitoloxía (SGO), SOS Groba, SOS Suído Seixo, Terra Chá Sostible, Verdegaia e Véspera de Nada, Rede do Patrimonio Cultural.

Non ao Plan Forestal Galego

12 Feb

Por un monte galego con futuro.

11 Feb

#MonteGalegoConFuturo

#NonAoPlanoForestalPP